Desde muy pequeño, mientras otros niños en el colegio jugaban al fútbol y otros juegos populares, yo prefería disfrutar con mis dibujos, e incluso con tan sólo diez años en el colegio fuí monitor de dibujo. Desde siempre tube una sensibilidad especial ante cualquier técnica artística.

Antonio Ortega pintura religiosa

Ya en la adolescencia de forma autodidacta avanzo en mis conocimientos de pintura, gracias entre otras cosas a un pintor en Córdoba al que visita y aprendía de su técnica y sobre todo compartíamos admiración por los grandes clásicos de la pintura. Posteriormente completo mi formación con otra pintora con la que comencé a manejar la técnica al óleo.

Pero siempre he sido y sigo siendo un luchador por mis vocaciones y mis inquietudes. Y gracias a una Escuela Taller en Lucena, Córdoba pude completar mi formación en pintura, restauración,… incluso participé en la rehabilitación de una iglesia. Posteriormente seguí formándome en la Escuela de Artes y Oficios de Córdoba donde empecé a modelar y comenzar con mi carrera como imaginero. Ya comencé a hacer algunas imagenes marianas o mis primeros bustos.

Pero atraido por Sevilla donde viví algún tiempo recorrí talleres de doradores, imagineros, tallistas,.. Y especialmente en el taller de Antonio Dubé con el que estuve en su taller como aprendiz hasta considerarme discípulo de él. A la vez trajababa en una tienda de antiguedades donde hacía todo tipo de restauraciones. Pero guardo especial recuerdo del pintor que es autor de las pinturas de la Basílica de la Macarena, Rafael Rodríguez. Con el que mantuve una estrecha relación.


Resumiento desde pequeño con mis dibujos y mis primeros maestros de pintura, la Escuela Taller donde aprendí varios oficios artísticos más mi formación en la Escuela de Artes y Oficios de Córdoba y mi experiencia con artistas de renombre en Sevilla pude completar información. Siempre en continua evolución dibujo, pintura, escultura y restauración.

Antonio Ortega artista cordobes dibujando en su taller

Y enseguida empezaron los primeros encargos de escultura, restauración y preparo mis primera exposiciones. Donde pude mostrar mis primera obras que reflejan mis inquietudes como artista polifacético.

Con más de veinte años de experiencia mi obra ya es muy variada, pero mi inquietudes artísticas se volcaron en la imaginería sobre todo, aunque nunca olvidó la pintura como expresión de mi alma de artista. Y atendiendo restauraciones y diferentes procesos artísticos.

Siempre estoy dispuesto ofrecerte mis conocimientos artísticos para paliar tu inquietud en cualquier rama del arte.